E-commerce integrado con un ERP

e-commerce integrado con un ERP

E-commerce integrado con un ERP

Tener un e-commerce integrado con un ERP es una gran herramienta que puede facilitar y optimizar la experiencia tanto de cliente como del empresario.

Ahora mismo el comercio electrónico es una opción muy utilizada por la mayoría de las empresas porque se ha convertido en una vía muy potente de vender y puede generar grandes beneficios si se aprovecha la tecnología existente y se apuesta por la transformación digital.

Después de tener un e-commerce, un buen segundo paso en este camino de transformación digital es integrar este con un ERP.  

Ventajas de tener un e-commerce integrado con un ERP

Facilita el autoservicio 

Al tener en cuenta y  en tiempo real, todos los aspectos que permite conocer el ERP, las operaciones que se realizan minimizan el coste y el tiempo que debe invertir el usuario. Contando con información como la gama de productos, el inventario, el stock y el estado de los pedidos; se puede hacer la experiencia del usuario mucho más cómoda y sencilla.

 

Gestión integral de la información

La buena gestión y organización de los datos hace que se puedan tomar decisiones correctas a tiempo con toda la información delante. Además se reduce la posibilidad de cometer errores o duplicar datos, y se dispone de ellos de manera visual y fácil de entender.

 

Automatización de funciones y tareas del e-commerce

La posibilidad de automatizar las tareas o funciones que son necesarias, permitirá invertir tiempo en otros aspectos que lo requieran. De esta manera el factor humano y la posibilidad de cometer errores se reduce, optimizando la actividad y la buena ejecución de la misma.

 

Como consecuencia de la integración, la eficiencia crece

El trabajo que se automatiza, se planifica y se controla; se convierte en eficiente. Esto indica una productividad mayor y consecuentemente un mayor margen de beneficios. Sin realizar esta integración del ERP con el e-commerce, esto sería imposible de conseguir solamente a través del comercio electrónico.

 

Sencillez y facilidad para los usuarios

El hecho objetivo de tener los datos delante, hace que la experiencia para el cliente sea más cómoda, pero también hace que evitemos fallos como tener demasiados productos en stock o quedarnos sin existencias por una planificación inadecuada.  De esta manera para el cliente es mucho más fácil realizar una planificación de lo que necesita y su decisión de compra más inminente.

 

Negocio de un solo vistazo

Un ERP permite hacer balances, detallar flujos de caja y en definitiva, todas las operaciones necesarias para realizar análisis financieros. La ventaja principal de esto es que nos permite tener una visión global de la situación del negocio contando con todos los aspectos que se puedan analizar.

E-commerce integrado con un ERP

La principal ventaja es la garantía del éxito empresarial

Como ya sabes en Bivium nos encanta subirnos al carro de la transformación digital. Todo aquello que tenga que ver con ayudar a las empresas a optimizar su actividad, conseguir una mayor eficiencia o aumentar beneficios a través de la digitalización, es nuestra pasión y por ello somos los expertos de confianza en los que podrás apoyarte.

Consúltanos para tener claro qué beneficios puede aportarte esta transformación y contacta con nosotros para que podamos ayudarte. Juntos encontraremos la manera de optimizar tu negocio y al mismo tiempo facilitarte la actividad empresarial.

Comercio Retail

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.